1.7.10

Guerras del futuro



Cuando tenía 5 o 6 años me veía volando hacia alguna de las lunas de Júpiter. Pasaron 25 y acá estoy fumándome un cigarrillo. Sentado frente a una PC. Más o menos en el mismo lugar que siempre. Y sin embargo no puedo decir que nada cambio. Aunque es bastante distinto. Sin autos voladores, ni skates flotantes, ni enchufes en la cabeza. Nada de eso. Pero igual de sorprendente.
Y esto recién comienza. Hace 20 años se sentaron las bases para nuevas formas de comunicación. Y jamás ningún medio dispuso de tanto poderío para modificar usos y costumbres sociales. Internet es el último y más grande invento de la humanidad. Una revolución permanente.
El poder, en Internet, esta descentralizado. La ausencia de regulaciones y los vacios legales hacen de la red el medio ideal para promover ideas de cambio. Por eso, la guerra de los próximos años será librada en el ciberespacio (No quiero decir que deje de haber conflictos armados). Y los gobiernos para no perder su poder intentaran conquistar kilómetros y kilómetros de fibra óptica. Y habrá guerras y guerrillas. Y jugaremos al gato y el ratón otra vez.
Puede que Google se convierta en un cruel tirano. Un gigantesco reptil virtual tragándose al mundo después de haberlo asfixiado. Y hasta Hitler, Stalin, Pol Pot, Nixon o Bush nos parecerán dulces carmelitas.
Internet se está convirtiendo en el gran cerebro de la humanidad. Un cerebro que puede ser controlado por todos los seres humanos o por un grupo de grandes corporaciones.
Las agencias periodísticas irán desapareciendo. La experiencia se personaliza. Y millones están saliendo a contar. Videos, fotos, blogs y redes sociales. Internet es libertad. ¿Y el hombre por fin lo será? Todavía está por verse. Falta demasiado. Hay hambre, enfermad y catástrofe por todas partes. Podemos comunicarnos y ponernos de acuerdo. Quizás sea el momento.